Por Alfredo Grande

“dicen que la patria es, una ley y una bandera, la patria son mis hermanos cuando luchan por su tierra” 

(aforismo implicado inspirado en el cancionero republicano)

 

(APe).- La cultura represora, que de eso se trata, tiene diversas maneras de manifestarse. A veces se hace llamar Estado, otras Patria, o Ser Nacional, incluso, mal que nos pese, Movimiento Nacional y Popular. Si continúa leyendo, merece un intento de fundamentación. La cultura represora se sostiene diversos y variados recursos. Cuando se le suelta la cadena, y el lobizón no tiene ni siquiera la delicadeza de esperar la luna llena, ha quedado bautizada como Terrorismo de Estado y exorcizada con el Nunca Más. Versión del Vade Retro Satanás y también inútil.

 

Leer más...

Por Claudia Rafael

 

(APe).- Alguna vez la definieron como la bonaerense de la Patagonia. Duro brazo de un Estado que fue dejando hilachas de horror en su camino. Nombres y vidas que fue engullendo con saña e ímpetu: Guillermo Garrido (El Bolsón, 13/1/11), Guillermo Trafiñanco (Viedma, 23/10/10), masacre de Bariloche (18/6/10), Nicolás Scorolli (Cipolletti, 25/12/11). Otros, como Atahualpa Martínez Vinaya (Viedma, 15/6/08) y Otoño Uriarte (Fernández Oro, 23/10/06), hundidos en la impunidad y rodeados de extrañas conexiones hacia los entramados del poder. Historias que bastan para desnudar una política institucional y no una seguidilla de casos aislados e inconexos.

Leer más...

Variación libre en mirada de infancia

nuestra del cuento “Ante la ley”, del

escritor checoslovaco Franz Kafka

 

Por Julián Axat (*)

 Ante las puertas de la ley hay un adulto que cumple funciones de guardián. De pronto se le aparece un niño. Se trata de un niño que se encuentra descalzo, ropas roídas, algo sucias; con bastante hambre y frío como para que el señor adulto con funciones de guardián no se apiade de él y lo deje entrar. El niño le ruega al adulto-guardián que sea bueno y lo deje entrar, que mucha gente le contó que del otro lado de la puerta es divertido y que tarde o temprano, si pasa, llegará a ser un hombre feliz.

Leer más...

Por Alfredo Grande

“Para la derecha, lo legítimo es lo legal”
(aforismo implicado)

 

(APe).- El general Alais pasó a la historia y además la historia le pasó por encima, por su recordada tardanza en llegar para enfrentar a los amotinados contra la incipiente democracia. Entre los caras pintadas, los culos sucios y los pies lentos, se terminó pariendo de nalgas el engendro jurídico conocido como “obediencia debida y punto final”. Luego se perfeccionó cuando la “comadreja de los llanos”, al decir de Pino Solanas, directamente indultó a la jauría asesina. El menemismo surgido de las entrañas del peronismo renovador, tuvo la suma del poder público durante casi 10 años. La convertibilidad cambiaria, convertida en una cruzada dolarizada, inauguró lo que años después bauticé como “alucinatorio social”. Estábamos en el primer mundo, aunque con la única excepción de Carlos Perciavalle, a nadie le aceptaban un peso argentino en el exterior.

Leer más...

Por Silvana Melo 

(APe).- Cristian Ferreyra ni siquiera sospechaba la existencia de la GAFI y mucho menos que esa sigla de sonido casi amable podía tener incidencia en su pequeña vida. Tan pequeña su vida que sólo buscaba doblar su tierra en cuatro cada noche y esconderla bajo siete llaves para que no se la llevaran en la oscuridad del sueño. Cuando las balas de la represión tercerizada dejaron a su tierra sola y desnuda, Cristian Ferreyra murió sin saber que en pocos días hubiera podido ser, técnicamente, un terrorista.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE