Por Alfredo Grande

     (APe).- Edmundo de Amicis escribió en 1886 el libro Corazón. Uno de sus cuentos es “El pequeño vigía lombardo”. Resalta el valor de un muchacho que en la guerra por el rescate de Lombardía se ofrece para brindar información a las tropas italianas subido a un árbol. Muere por una bala enemiga que lo hiere en el pecho. Lo reconocen como soldado y le brindan los honores correspondientes. No eran tiempos de drones, pero el valor en batalla atraviesa los tiempos. Las guerras siempre fueron sucias, pero el valor de un guerrero en el campo de batalla siempre fue reconocido.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- “Homicidio agravado”, dijeron los camaristas y ordenaron detener a Francisco Pintos. Prefecto. El que por la espalda y con un fusil determinó el final de la vida de Rafael Nahuel, el pibe mapuche de 22 años. Mil excusas para decidir quién vive y quién no. Francisco Pintos, en nombre del estado, ése que se viste de lobo para salir a cazar, ahora deberá ser juzgado por homicidio agravado y no ya por exceso de legítima defensa como habían venido esquivando hasta ahora y desde hace un año y medio.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- En el 69 aparecieron los grandes despidos en la ciudad industrial. 300 personas se quedaron en la calle por decisión de los dueños de la Empresa Cid. En Celulosa se tomaba la fábrica y en PASA, el sindicato surgido de la propia empresa, comenzaba a radicalizarse, de la mano de socialistas, trotskistas y peronistas de base. En mayo del 69, el primer cimbronazo del subsuelo rosarino.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- Hay olores que atraviesan la espalda cuando se sienten en un aula de Moreno. Hay olores asociados al miedo, a ausencias que son símbolos, que son imágenes en la pared. Hay olores que el piberío reconoce. El gas tiene un olor disfrazado, un olor prestado. El que le pusieron para que se reconozca, para que se sepa que ese olor no es normal, no forma parte de la vida cotidiana sino de las alertas de muerte. Ese olor se sintió otra vez en la Escuela 38 de Moreno. A nueve meses de que explotara la 49 y se llevara, como esquirlas, a Rubén Rodríguez y Sandra Calamano. Y por apenas minutos, perdonó a los chicos. Que estaban a quince de entrar.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- Cuenta la leyenda que una chica africana tenía mucha sed y que, por lo tanto, se acercó a un río para beber. Alguien la vio y por una extraña y perversa razón la mató de un golpe en la nuca. En ese momento, el cuerpo de la adolescente adquirió otra forma. Se volvió un instrumento musical, el birimbau.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE