Por Carlos del Frade

(APe).- César tiene 13 años y trabaja en la zafra de la caña de azúcar y algodón en el norte profundo santafesino. Escribe poesía a la luz de una vela porque la luz eléctrica todavía no está para los barrios de los arrabales de Villa Ocampo. César gana moneditas y sigue escribiendo cada noche, todas las noches.

Leer más...

Por Silvana Melo
(APe).- Ocho millones de niños son pobres, sesenta de cada cien, mientras asume el Presidente. El tiene bigote, lee con anteojos redonditos como Lennon y tiene un hijo que va con pañuelito con los colores de la diversidad. Los que se van lo miran con gesto de desagrado. El Presidente lee una pila de papeles. Ocho millones de niños en la pobreza desconocen los rituales institucionales. Se mueren de calor en las barriadas donde falta la luz y el agua sale caliente de las canillas comunitarias. Hace cuarenta grados y cocina la carne piba que vaga por los alrededores para ver qué pasa y la que anda por los confines sin saber qué pasará. El Presidente dice que hay que derribar tres muros. Uno, el del rencor y el odio. Y ellos piensan en la blanquitud que los mira con recelo, que prefiere no verlos, que no quiere cruzárselos, que los condena por planeros o hijos de planeros o futuros planeros, vagos en suma consuetudinarios y sistémicos. La blanquitud privilegiada y privilegiante que odia. Y legitima a la odiadez oficial, de traje, uniforme, despacho y arma larga.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- “Es fácil decir que el litio es algo bueno, menos contaminante y el futuro de los vehículos que van a ser más sustentables, pero hay que ver lo que deja en el territorio, los impactos ambientales y el tema del agua”, se preocupa Walter Alancay, representante de la comunidad de Aguas Blancas, en las Salinas Grandes y Laguna Gayatayoc, en Jujuy.

Leer más...

Por Silvana Melo

Foto: Guadalupe Lombardo


(APe).- Aquí es donde se acaba la mascarada de las palabras. Cuatro de cada diez habitantes de esta tierra larga de los pies del mundo es pobre. Dieciséis millones. Y ahí se termina la parodia de la cadena nacional y cuarenta y cinco minutos que sólo oyeron los voceros de la infamia que doblegó a la infancia de este confín de América, para hacerla pobre en seis de cada diez. La mayor parte de los niños de acá están condenados a una pobreza que lejos de aliviarse en las décadas del siglo nuevo se va elevando hasta la asfixia social. Y aquí es donde se acaba la pantomima feliz de la blancura sistémica y los sueños de minoría virreinal con oficina central en el ombligo planetario.

Leer más...

Por Alfredo Grande


Dedicado a Emilia Vasallo y a los familiares de las víctimas del “gatillo fácil”

(APe).- El escrito «J’accuse…!» (Yo acuso) ocupa casi un tercio de la superficie útil de la edición del 13 de enero de 1898. Escrito por Emilio Zola, es una apasionada defensa de la inocencia del capitán Dreyfuss. En 1894, el caso sale a la luz y se acusa al capitán Alfred Dreyfus, de treinta y cinco años, judío y alsaciano, de alta traición. Pese a las declaraciones de inocencia del acusado, declaraciones que no se hacen públicas, se lo condena a cumplir cadena perpetua en la isla del Diablo, en la Guayana francesa.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE