Por Silvana Melo

(APe).- Argentina utiliza más de 500 millones de litros /kilos de agroquímicos por año. Doce millones de personas fumigadas soportan una cotidianidad envenenada. Se enferman de lo menos pensado. Se mueren. Y no forman parte de las estadísticas del modelo productivo. El delantero de Colón de Santa Fe tampoco será símbolo. El lunes peleó una pelota y cayó. El solo contacto con el césped de la cancha de Patronato lo mandó al Hospital. Como en tantos estadios, controlan el césped con agrotóxicos. Así, también, controlan a los niños. Y a los trabajadores. Que también van al hospital o se mueren pero no se cayeron al pasto jugando por la Liga Argentina. Les pasó respirando día a día. Chocándose con las derivas. Jugando en el barro envenenado. Comiendo una mandarina.

Leer más...

Por Carlos del Frade (*)

(APe).- -En Rosario no se negocia la droga a largo plazo. Todos terminan presos o muertos. Es negocio para pocos, para los que manejan los hilos desde la cárcel o en las cuevas. Pero para las bases es un sueño que rápidamente se transforma en pesadilla. Rosario es un lugar donde están tan cebados que los nombres y los lugares se repiten en diferentes investigaciones – le dijo una persona que integra fuerzas federales al excelente periodista Leo Graciarena.

Leer más...

Por Alfredo Grande

   Dedicado a las resistencias peronistas, comunistas, socialistas, anarquistas, que siguen combatiendo a todas las formas de la cultura represora

   (APe).- Hay una tumba. Hay un ciudadano. Pero nadie sabe el nombre de ese ciudadano que en la tumba espera que no haya muerte después de la vida. Ese ciudadano desconocido en vida, seguirá desconocido en su eterna muerte. Si alguien pudiera llorarlo, no sabrá por quién esas lágrimas son vertidas. Si doblan las campanas, como proponía Ernest Hemingway, nadie sabrá si doblan por él. La tumba al soldado desconocido es el nombre que reciben los monumentos erigidos por las naciones para honrar a los soldados que murieron en tiempo de guerra sin poder ser identificados. Los ciudadanos que mueren en tiempos de paz, tienen forma de ser identificados ya que su identidad percibida por el estado, tiene la forma de un documento. Pero identificado no implica conocido.

Leer más...

Por Maristella Svampa y Enrique Viale (*)

(APe).- Los discursos políticos y mediáticos unificados contra el terrorismo mapuche alientan “la cancelación”. La socióloga Maristella Svampa y el abogado ambientalista Enrique Viale analizan que promueven también “la idea de que no existen "otros" ni "otras" culturas. Solo existe una cultura válida, la occidental y europea, la cual consecuentemente define los marcos de una única ciudadanía legítima. El jurista Boaventura de Sousa Santos describe como pocos el dispositivo monocultural europeizante que apunta a invisibilizar otras culturas y otros modos de habitar los territorios. Este pilar del colonialismo lleva siglos en funcionamiento pero se actualiza al calor de las dinámicas de acumulación del capital y sus conflictos”.

Leer más...

Por Silvana Melo
    (APe).- Las mujeres no podrán entrar a las canchas de fútbol en el mundial tramposo del país más rico del mundo. El que apenas tiene 250.000 habitantes nacidos, con el mayor ingreso per cápita del globo. Y más de dos millones de inmigrantes que mueren como moscas en la construcción de los estadios para el mundial del año que viene. 6.500 muertos entre trabajadores hacinados, hambreados y esclavizados en el ritmo febril de las obras es un número muy piadoso para la realidad que se vive en el país del petróleo y el gas. Al que la FIFA le concedió, en un sorteo manchado por la corrupción, la sede del campeonato del mundo. Aunque a los qataríes el fútbol no les mueva un pelo. Pero corre tanta riqueza que la trampa se confió en la impunidad histórica. Y colocó en el bolillero la bola fría de los árabes para que la mano diestra la eligiera con los ojos cerrados. Como Joseph Blatter relató alguna vez.

Leer más...

Descargá el libro gratis