Por Claudia Abraham

(APe).- La campana suena puntual y tirana a las 9:45 en señal de que terminó el primer recreo. Los chicos se van acercando para encontrarse con sus maestras e ingresar a las aulas, pero siempre queda un grupito de rezagados que tratan de estirar un poquito más los minutos para embocar la pelota en el arco, que a veces es el de verdad y en ocasiones son unas camperitas apiladas en el piso que indican que allí se para el arquero.

Leer más...

Por Silvana Melo
(APe).- Sabrina Ortiz es un emblema de ese otro país desdeñado por el feudo mediático. Lleva en su cuerpo las consecuencias del agronegocio que mueve a la ciudad donde vive; esa fábrica de divisas que necesita el país pero que ha roto de a pedacitos su salud, la de su familia y la de tantos vecinos que ella fue descubriendo en timbreos desesperados que reemplazaron la acción del estado. Sabrina Ortiz tiene a sus hijos enfermos, perdió un embarazo, tuvo dos ACV y es consciente de que su organismo es una bomba de tiempo aleatoria activada por el veneno de la producción y la desidia del estado. Hay un pedazo de país, el que lucha desde abajo mordiendo los tobillos del poder, donde Sabrina es referencia. En el otro, el de los que ganan, es desairada, amenazada, ignorada. Ante el desprecio de las instituciones y sus dirigencias, estudió Derecho para defenderse y defender al desamparo vecino.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- -Somos descartables, puntos en la mira de una pistola y eso no le importa a nadie… Eso dijo uno de los vecinos rosarinos que se movilizaron para exigir justicia por el asesinato de Claudia Deldebbio en la plaza “Rodolfo Walsh”, en el barrio Municipal, en el sur de la ex ciudad obrera, el sábado 23 de julio de 2022, luego de acompañar a su hija, Virginia Ferreyra, a tomar el colectivo quien, a su vez, recibió siete balazos y al momento de escribir esta nota peleaba por sobrevivir.

Leer más...

Por Alfredo Grande
  (APe).- En alguno de mis momentos de extravío mental, dije o escribí, lo que es peor, que el cáncer de Evita fue Perón. Lo mismo que te da la vida, te regala una muerte monstruosa. La palabra “cáncer” fue tabú mucho tiempo. “Penosa enfermedad”, “terminal padecimiento”. Como médico puedo dar testimonio de los eufemismos utilizados para no decir la palabra maldita. La palabra que evoca lo siniestro es tan horrorosa como lo siniestro.

Leer más...

Por Ignacio Pizzo (*)

(APe).- La infancia pobre de nuestro país, con cifras que notifican una fracción cada vez más grande es, en nuestro cuadro actual, una filmación perversa, que decidió rodarse sin indicios de final feliz. Evita fue la autora de un hecho disruptivo, irritativo e irreverente, que puso en valor, en términos de hoy, a la infancia y nos interpela, revisando la historia, para mostrar que no hay imposibilidad alguna ante decisiones políticas férreas.

Leer más...

Descargá el libro gratis