Por Julián Axat, especial para APe (*)

Primero toma cien palitos de helado
Ráspalos hasta que todo sea astilla
Coloca agua en un pocillo
Mezcla con una cuchara hasta hacer un engrudo

Coloca en el pocillo parte del rancho semanal que venga con lentejas
Agrégale yerba escupitajo orín excremento todas las cucarachas del suelo
Necesitas cinco pelos de “Maestro”
Una lagrima de la psicóloga que te atiende
Fragmento de guano de paloma que se posa sobre el barrote a las cinco de la tarde
Reza el padrenuestro tumbero
Vuelve a mezclar todo con cuchara
Vuelve a tomar los palitos de helado y arma una cruz con ellos
Úntala con la pasta conseguida
Pídele a San la muerte tu libertad después de que e sol desaparezca de tu ventana y visualices la primer estrella.
Arma una bandeja para llevarle al juez y te crea que eres el rey de las manualidades
Arma la tuya para apoyar la copa con la que brindarás tu salida

(*) Julián Axat, poeta y defensor oficial del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil. Este poema fue escrito a cuatro manos con R.S., de 17 años, y surge como disparador del contrato de suministro de palitos de helado realizado por el Estado, para que los menores institucionalizados en la provincia, realicen manualidades: “… de una parte, (…) en representación de Institutos (…), en adelante, el “cliente”, de otra parte, (…) en adelante el “proveedor” (…) exponen, primero: que el cliente está interesado en la contratación por el suministro de palitos de helado (…) En virtud del Contrato el proveedor se obliga a entregar X cantidad de palitos de helado en forma semestral…”

Recién editado

Libros de APE