Por Claudia Rafael

(APe).- ¿Qué hay detrás de los cuerpos que aparecen como si la magia sacara conejos de la galera en un país donde la magia se reduce a la supervivencia diaria? Hace apenas un año, Santiago. El pibe tatuador, anarquista, barbado, de piel clara. El que se hermanó con el pueblo mapuche. Cuatro años atrás, Luciano. El chico que dijo que no a los bárbaros. El que soñaba en rojo y blanco. El que peleaba por vivir. El Negrito matancero.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- “Es lindo acá. Estamos bien. Trabajamos y comemos”. La historia del pibe de la frase tiene 17 años. Esta es la última institucionalización después de un par más en el Centro Cerrado Leopoldo Lugones, de Azul, del que –incluso- no se quería ir, cuando la justicia le otorgó la domiciliaria. Toda una definición pero, al mismo tiempo, una denuncia contundente de un pibe que representa la metáfora de la construcción social y estatal de la figura del delincuente. Tiene 17 años y está alojado –después de su paso por el Lugones- en un centro de referencia de la provincia. Al que llegó, no tanto por los últimos conflictos con la ley penal que protagonizó, sino porque urgía una respuesta a los vecinos de Sierra Chica, partido de Olavarría, envueltos en un ataque de ira. Reclamaban el destierro de toda su familia de ese pueblo de casi 5000 habitantes fundado en 1882 junto con la cárcel definida alguna vez como “la cloaca” del sistema penitenciario. Hoy, en que el penal y la localidad cumplen 136 años, hay dos cárceles más que dan impronta identitaria, que cincelan el sistema de producción, el modo de pensamiento y que también gestionan las maneras y los mecanismos del delito.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- “¿Qué dirá el Santo Padre que vive en Roma?”, cantaba Daniel Viglietti en los años setenta y ochenta. Consecuencia del documento de los 18 obispos por el Tercer Mundo del 15 de agosto de 1967, casi un millar de sacerdotes y monjas de la Argentina decidieron encarnar la lucha de los crucificados del sistema contra los crucificadores. En aquellos años, seminaristas, mujeres consagradas y hasta obispos fueron asesinados. Uno de ellos, ahora, Arnulfo Romero, serán santificado. En buena hora. Pero no es lo único que dice el Santo Padre que vive en Roma. También sostiene, Jorge Bergoglio, el Papa Francisco I, que la práctica de un aborto es similar a la contratación de un sicario. Frase difícil de entender en la boca de un hombre inteligente.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- El famoso alegato de Fidel Castro apeló a que el devenir revolucionario de la historia de los pueblos sería la absolución de los delitos por los que era juzgado. El delito tiene también la marca de la lucha de clases y de la dimensión cuantitativa. Los asesinos seriales son habitualmente apresados y condenados. Los funcionarios seriales, que tienen el poder de asesinar en una escala mucho más alta, a lo sumo son renunciables.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- La cadena de los deudores engrilla los pies de los de abajo. El último eslabón es siempre el más deudor, el peor deudor, el que tiene que pagarlo todo. La mora que el Estado tiene con los niños debería originar su ejecución judicial. El remate de todos los bienes estatales para darles una bella vida a los pibes y dar vuelta de una buena vez esta injusticia y poner la cabeza donde van los pies para ver cómo se siente el pisoteo impune del que mira desde el cielo. O poco menos. Serán los padres y los abuelos de los niños y ellos, en lógica de cadena, quienes pagarán brutalmente el costo de la devaluación del último año. Y de los últimos tres. Lo pagan día a día con la leche y el pan. Y lo harán en el gas –los que tienen- porque el Gobierno decidió que la ley de emergencia económica ya no hacía falta y entonces el precio del gas se calcula en dólares. Aunque en el país donde fatigan los pibes y sobreviven apenas millones de padres y abuelos, la vida sea en pesos y la muerte también. Y se cobra en pesos si existe el privilegio minoritario del trabajo.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE