Por Claudia Rafael

(APe).- ¿Qué separa los 17 años de Ezequiel Lamas de los del pibe que detuvieron en Caballito por su muerte? ¿Cuál es la distancia entre los 17 a los que ya nadie podrá volver? Apenas el instante de un golpe atroz, capaz de fracturar el cráneo, e intentar seguir la vida como si nada. Una sucesión de escenas construidas por la sociedad securitaria. Que mira con sospecha a su alrededor. Que ve crecer sus espinas producto del miedo al otro que termina siendo cocinado a fuego rápido en la olla del odio colectivo. El otro pibe, el que apareció de la nada y arremetió contra su par se asumió como la horda social que alza su puño como el engranaje de un sistema basado en el exterminio. Delante de un grupo de policías que no movió un solo dedo para frenar la agresión ni para actuar. Segundos después, Ezequiel Lamas intentaría ponerse en pie, se descompensaría y moriría dos días más tarde en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Hoy publicamos la segunda parte del primer capítulo de “Las nuevas forestales”, el próximo libro de Carlos del Frade. En este 2019 se cumplirán 100 años desde la primera gran huelga en La Forestal.

Leer más...

Por Silvana Melo

Foto: Bernardino Avila – Página 12

    (APe).- Rojo hasta la sangre. El morrón asume la dignidad de la resistencia. Y se planta ante los represores. Como las berenjenas se ofrecen al hambre viejo, a la mujer que se agacha por ellas, sin miedo a que la cintura no le permita volver a subir. Los ferieros de Constitución, los que alzaron las espinacas contra un sistema feroz, descarnado, tuvieron la dignidad del morrón. Los productores de la Unión Trabajadores de la Tierra quisieron abolir los puentes que los separan de la gente. Que encarecen cien veces lo que les pagan nada. Y el hambre que no puede pagar no come. Y se llena la panza de fideos y polentas y arroces blancos que no nutren a nadie.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Hablar de cultura represora no es solamente hablar de la represión. En la etapa actual, que algunos llaman posverdad, el principal objetivo de la cultura represora es la desmentida de su condición de represora. O sea: reprimir que reprime. Y encubrir esta operación semiótica y política con eufemismos, falacias, frivolidades, lugares comunes. Mucho de esto anticipó el talento de George Orwell cuando describió el “doble pensar” y el “neo habla”.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Belén fue degollada este martes, en Misiones, a los 17 años. Su novio de 22 se justificó: “no sabía que estaba embarazada”. Ni ella ni la nena tucumana de 11 embarazada de 16 semanas y violada por el novio de su abuela conocieron el amor romántico de Romeo, de 17, y Julieta, de escasos 13 años. Ese amor hasta la muerte misma que hoy fue reivindicado desde la Casa Rosada con una pintura del artista inglés victoriano Frank Dicksee que los retrata en un beso eterno. Ojos, mirad por última vez. Brazos, dad vuestro último abrazo. Y labios, que sois puertas del aliento, sellad con un último beso, escribió Shakespeare tres años antes de que terminara el siglo XVI. Hace más de 400 años. La última mirada, el último abrazo, el último beso. Exactamente ése que hoy caía del balcón destinado a grandes épicas discursivas que ya no son.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE