Por Carlos del Frade

(APe).- Del otro lado de la cordillera llegan las postales de la continuidad de la guerra contra las pibas y los pibes. Allí está la foto del carabinero buscando partirle la cabeza a un chico que gambetea el palazo. Allí la síntesis del sistema: domesticar a la pibada para que no cuestione, no critique, no revolucione.

Leer más...

Por Alfredo Grande
(APe).- Ni el debate del final te va a salir. Recordé que en el programa A dos Voces debatieron Filmus, Macri y Telerman. Lo que podría haber sido el triunfo del progresismo contra la derecha, fue la derrota por haber dividido el voto y el debate furioso fue entre Filmus y Telerman. Macri reía. En el último stand up “los 6 grandes del mal humor” vimos la reivindicación del genocidio, el macartismo del candidato que “mejor estuvo”, y las acusaciones bumerang sobre la corrupción. Una de las facetas del capitalismo financiero y la economía feudal de mercado, es que es más grave robar que matar.

Leer más...

Por Silvana Melo
(APe).- No les creas, decía Ariel Dorfman en su Testamento. No les creas, rebotaba por las paredes húmedas de sangre de Santiago. No les creas, y los carabineros balean a cuatro niños, levantan a una piba roja de 17 años, encarcelan y abusan a chicas en sus calabozos, asesinan con el aval de un presidente millonario rodeado de militares que se declara en guerra contra su pueblo y los lobos salivando por las calles de Santiago queman cadáveres en los incendios que dicen que provocan los cadáveres y no les creas sigue escribiendo Ariel Dorfman en las paredes húmedas de sangre de Santiago. Y hay que explicarles a los niños, a los pibes, a los botijas, a los changos, a los gurises, qué está pasando en la tierra en llamas, en el sur del mundo que empieza a estallar desde el hielo hasta el fuego de la amazonía. Entonces habrá que hablarles de la injusticia. Habrá que decirles de la desigualdad. Habrá que contarles del agua ajena, de la escuela para otros, del futuro usurero que los deja afuera.

Leer más...

Por Claudia Rafael
(APe).- Cacerolas contra los poderosos. Las de aluminio que se abollan. Que se hunden con el golpe pertinaz del metal que resuena. Con el ritmo de una murga que no es ni será. Con la furia de la desesperación. Cacerolas que se ennegrecen al calor del fuego directo. En la olla popular de los desarrapados. Que cobija al guiso pulsudo que se reparte mano a mano y se comparte en el corte de ruta o en el piquete callejero.

Leer más...

Por Valeria Llobet

(APe).- Santiago, 17 de octubre. La tarde empieza a caer en el mar, y el aire es frío. Camino hacia el metro desde el ostentoso campus de la Universidad Católica, con dos colegas, amigos. Uno de ellos comenta que aún debe algo como 7 millones de pesos por su maestría. Como a la mayoría de los chilenos que pasaron por la universidad, eso le impide comprar una vivienda. Estación Los Héroes, Santiago centro. El metro suda pacos (*) con caras de asombro crudo. Niñas en uniforme escolar apalean los torniquetes al grito de “Obladí-Obladá, otra forma de luchar” y “evadir, no pagar, otra forma de luchar”. Tienen la edad de mis hijas, la misma alegría impertinente de los niños del verano.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE