Vaca Muerta y los nueve hijos de Verónica
Publicado: Miercoles, 01 Octubre 2014 12:27
Vaca Muerta y los nueve hijos de Verónica

Por Silvana Melo (APe).- Entre Verónica Osés, sus nueve hijos hacinados y Vaca Muerta hay algún eslabón perdido. Comparten, el yacimiento de hidrocarburos no convencionales y los nueve chicos comiendo de la heladera rota y la harina mordida por las ratas, el mismo territorio: la provincia de Neuquén. Tan sapaguizada como siempre. Tan bella y mapuche, tan Newenken, correntosa, arrolladora. Verónica Osés vive en una cueva que alguna vez fue una comisaría. Con sus nueve chicos amontonados, sucios, compartiendo garrapatas con perros sarnosos, infectándose de piojos detrás de las orejas. Ella sobrevive ahí, en una provincia que en poco tiempo verá crecer su PBI entre un 75 y un 100 por ciento gracias a los mil pozos que se perforarán para la explotación de Vaca Muerta. Viven en el barrio Confluencia de Neuquén, donde los conflictos entre vecinos desataron una serie de allanamientos. Entonces la policía –la pata armada del Estado- descubrió a una mujer de 35 años con sus nueve niños hacinados en una casa en franco naufragio. Toda la ceguera social, las prolijas instituciones políticas que destinan el confín más invisible para los excedentes, los funcionarios y su mano de obra, todos se tomaron la cabeza y exclamaron el horror. Los niños aparecieron en las fotos de los diarios con la carita pixelada, los rotarianos y los fomentistas se preguntaron por qué los pobres tienen tantos hijos y el Ministro de Desarrollo Social (él sí merece ser nombrado con pompas) Alfredo Rodríguez dijo que “antes se tenían planes para tener hijos y ahora se tienen hijos para tener planes”. Es decir. Verónica Osés ha poblado el barrio Confluencia para cobrar la asignación por hijo y convertirse en acaudalada. Ya en febrero de 2001 el diario Río Negro –que olvidó revisar su archivo cuando se descubrió la tragedia de Osés- había titulado una nota con palabras de la misma mujer, que tenía trece años y diez hijos y medio menos: “`Necesitamos una vivienda urgente porque no podemos seguir viviendo así, amontonados como animales´, dijo Verónica Osés, una de las mujeres que sufrió las consecuencias del accionar de la policía durante el desalojo del lunes”. Ella y otros vecinos sin viviendas, venidos del barrio Los Pumas, habían tomado entonces casas del Instituto Provincial de la Vivienda en Confluencia. Y los habían desalojado brutalmente. La golpearon y tuvo que ser internada. Trece años después, cuando Vaca Muerta se apresta a inaugurar la felicidad y la bonanza en Neuquén, a crear entre 40 y 60 mil puestos de trabajo nuevos y por cada uno tres más en otros sectores de la economía, nada anuncia que Verónica Osés y sus niños puedan vivir mejor. Trece hijos ahora, nueve en su casa, y ella tiene apenas 35 años. Cuando la policía los encontró, despertó a los funcionarios de Desarrollo Social que dormían en la espera de la prosperidad. “Ropa, basura, restos de comida tirados, paquetes de harina roídos por las lauchas, una heladera sin funcionar con comida en mal estado, perros sarnosos e infestados de garrapatas y una familia de al menos 10 personas”, fue la descripción periodística del hallazgo policial. El mayor de los hijos de Osés tiene 21 años. Ella, 35. Fue madre primeriza a los 14. Ahí comenzó su derrotero, quince años antes de la asignación por hijo. Para el Ministro de Desarrollo Social (y para Ernesto Sanz y para Miguel Del Sel) que cree que las chicas de las barriadas se embarazan para cobrar. En febrero de 2001 el desalojo estuvo en manos de los policías de la comisaría 19. Nueva la 19. Antes estaba en una casa ahora derruida. Donde vive Verónica Oses. Con su hijito menor, de nueve meses. La casa, cuando dejó de ser comisaría, quedó abandonada. La habían vallado para evitar que la gente de descarte de la Neuquén correntosa se la apropiara para vivir. Pero no lo lograron. Hace un año ella entró con los ocho hijos a su cargo. Para parir el décimo ya en casa. Es “una especie de búnker de guerra”, dicen los diarios. Tiene la mampostería derruida, las ventanas con rejas, marcas de balas en un portón trasero. Tiene la impronta de una comisaría aunque ya no lo sea. Y ella y sus niños yacen en uno de los calabozos sistémicos. Aquel del que nadie puede evadirse. La recaudación provincial crecerá entre un 55 y un 80 por ciento, cuando los mil pozos perforados en la formación geológica estén abiertos. Y de los poros de las piedras fracturadas brote la riqueza. Pero a Verónica y a sus innumerables niños nada les cambiará la vida. Los miran con las enormes lupas estatales para ver si se los pueden arrebatar. Aunque ella los ama y ellos también. Intentarán quitárselos ahora que los descubren, sucios y en abandono. Pero nada hizo nadie cuando ella necesitó, trece años y diez niños atrás. Entonces probablemente tenga más, en franco desafío a un mundo que se los devora y los tira al río o a la tierra. Los tiene y los tendrá para no estar tan sola, a medida que se le van o se los mueren. Para ser dios un rato. Para arrancarle a la vida un cuajo de libre albedrío.   Foto de portada: Marcelo Kehler   Edición: 2786  

Los huesos de Paula
Publicado: Lunes, 29 Septiembre 2014 13:24
Los huesos de Paula

Por Carlos del Frade (APe).- -Siempre la justicia corre el blanco…como cuando querés tirar con un rifle de aire comprimido. Acá alguien mueve la culata para que el tiro, entonces, siempre salga errado, fallado. El juez de la causa, Eduardo Filloco, me dio a entender que mi hija era una loquita y el fiscal me dijo que no se podía investigar si la celda del mensaje que me llegó para el día del padre un año después del secuestro de mi hija es de San Lorenzo o de otro lugar…Recién ahora, después de tres años se van a allanar las oficinas de Telecom en Buenos Aires para saber de dónde vinieron esos mensajes que venían del número del teléfono celular de mi hija. Ahora pusieron una recompensa de solamente 200 mil pesos para que alguien aporte datos sobre el destino de Paula. Es una cifra que fácilmente puede ser pagada por el poder político y económico que está detrás de su desaparición. Un dinero que, en realidad, puede servir para presionar más que para aclarar. En la Municipalidad de San Lorenzo y en el interior de la Unidad Regional XVII de policía se sabe qué le hicieron a Paula, quiénes fueron sus secuestradores y posteriores matadores…pero como siempre digo, cuando el poder y el dinero se juntan, la verdad se calla…lo mío ya está, se los dije al ministro de seguridad de la provincia. Lo único que les pido es que aparezcan los huesos de mi hija. Para poder decirle a mis nietos que ella está en un lugar y que puedan visitarla cuando lo necesiten. Ellos, mis nietos, están bien pero el más chiquito siempre me pregunta cuando vuelvo de hacer averiguaciones para saber dónde está su mamá, por qué no la traigo ya que la fui a buscar…Ojalá que no haya más casos como el de Paula…

Indignidad de los alguien
Publicado: Jueves, 25 Septiembre 2014 15:51
Indignidad de los alguien

Por Alfredo Grande (APe).- Si la vida te da sorpresas, la cultura represora cada vez te da menos. A menos que llamemos sorpresa a las “remakes” a las que nos tienen acostumbrados los dueños del poder. Y digo dueños porque en el capitalismo, serio, tardío, dormido o despierto, la propiedad privada es un sacramento político, cultural y social. Y el Estado, incluido el benefactor, es el custodio de que ese sacramento no sea vulnerado. La Tradición (de la patricias familias y de las plebeyas devenidas en nuevos ricos) la Familia (monogámica, reproductora, heterosexual, cristiana) y la Propiedad (individual, anónima, heredada, robada) son un Trino: los Tres son Uno. La único es lo que muchos llaman realpolitik, otros políticamente correcto, otros el horizonte de lo posible, otros “es lo que hay”. Una estética y una moral carenciada de toda ética, que fabrica corrales, corralitos y corralones para encerrar todas las formas de la dignidad de la vida. Y la dignidad no es otra cosa que aquello de lo que somos merecedores.

Lo predestinado
Publicado: Martes, 23 Septiembre 2014 12:39
Lo predestinado

Por Claudia Silva Pensábamos que ya no había más que ver. Que ya lo habíamos visto todo. Tanto caminar por los barrios más desposeídos de nuestro país, intentando acompañar procesos. Desarmando “lo natural”, “lo pre – destinado”, “lo merecido”. Construyendo espacios nuevos donde el derecho a soñar sea el fundamento. Restituyendo voces, apalabrando, abriendo ojos, restaurando miradas: despertando deseos.

Diecisiete años Fede
Publicado: Viernes, 19 Septiembre 2014 13:11
Diecisiete años Fede

Por Juan Tapia (*)   Diecisiete años no es edad para morir. A los diecisiete años, aún falta: amar por amor y sufrir por desamor, encontrar caminos perdidos que conduzcan a la nada, embriagarse de madrugada junto a una mirada cómplice,

Los perros y los lobos
Publicado: Martes, 30 Septiembre 2014 13:30
Los perros y los lobos

Por Miguel Semán (APe).- A la hora de la cena la familia rodea la mesa y todos apuntan las miradas hacia la pantalla. En ese momento los policías entran en acción. Sacan pecho, se trepan a las camionetas y arremeten contra la oscuridad. De golpe desembarcan en una villa de Buenos Aires, Rosario o Salta; dicen que van a en busca de ladrones de motos. Perforan una casilla vulnerable a la primera brisa, patean mesas, sillas, perros, gatos y personas, y al que se pone a tiro lo arrancan de los pelos. Los bebés lloran, las mujeres insultan, los policías pegan. Arrastran a un chico, lo tiran en la caja de la camioneta, lo esposan y vuelven a golpearlo. Todo ante las cámaras. Mientras tanto, sin sacar los ojos de la televisión, el ama de casa le sirve la comida a los suyos, y piensa que ellos, los propios, no son como ésos. Los hijos ajenos. 

Desde abajo
Publicado: Viernes, 26 Septiembre 2014 16:06
Desde abajo

Por Carlos Del Frade (APe).- -Nosotros estamos haciendo algo contra las drogas – dice la mujer del presidente comunal de uno de los pueblos del sur profundo de la provincia de Santa Fe, en medio del debate provocado por la presentación de un libro que denuncia al narcotráfico como un negocio que viene de arriba hacia abajo y que no podría desarrollarse si no cuenta con la complicidad de los nichos corruptos de la política, la policía, los grupos económicos y del poder judicial.

Los hermanos Tejada
Publicado: Miercoles, 24 Septiembre 2014 12:37
Los hermanos Tejada

Por Mariano González Vilas (APe).- Alrededor de 50 días pasaron desde la última vez que los hermanos Tejada respiraron las caricias del viento norte sobre la piel curtida de años y golpes. Esteban, Manuel, Avelino, Rogelio y Ricardo Tejada, cinco hermanos Wichís de la comunidad del Colorado (Satuktes), Ramón Lista, Formosa; continúan pagando el largo calvario de una causa sin más sustento que el castigo que se desploma sobre los hombros de los que luchan por sus derechos. Diversos organismos de Derechos Humanos y organizaciones sociales se han solidarizado y movilizado por los hermanos, exigiendo la liberación inmediata. En ese sentido, una delegación viajó días atrás a la ciudad de Las Lomitas, Formosa, donde se encuentran detenidos los Tejada para brindar su apoyo. Entre las personas que viajaron se encontraba Nora de Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, quien sufrió en carne propia la desidia e impunidad del poder y la negación de la posibilidad de visitar a los hermanos, desconociendo así a uno de los íconos inclaudicables de la lucha por los derechos humanos, la verdad, la memoria y la justicia.

Del Rosariazo al presente
Publicado: Lunes, 22 Septiembre 2014 12:57
Del Rosariazo al presente

Por Carlos del Frade(APe).- “Rosario cómo has cambiado…”, dice la letra de un viejo tango que ya no se escucha por la radios del país. Hacía referencia a “la estampa de gran ciudad”, consecuencia del trabajo obrero y la impronta industrial, obrera, portuaria y ferroviaria.

La nave del recuerdo
Publicado: Jueves, 18 Septiembre 2014 14:11
La nave del recuerdo

A la madre que al pueblo siempre abraza Por Alfredo Grande (APe).- Alguna vez construiré mi propia nave del recuerdo. Poder subir a bordo a todas y a todos los que me permitieron conocerlos, entenderlos, escucharlos, discutirlos, mirarlos y a veces admirarlos, amarlos, acompañarlos. Esa nave del recuerdo estará, no podría ser de otra manera, atravesada por la lucha de clases. Hay recuerdos que siempre están en las primeras filas. Son los recuerdos más activos, mas intensos, más agradables. Recuerdos privilegiados que son convocados cada vez que la ocasión lo amerita.

────────────────────

Radionoticias APe

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

────────────────

Reportajes

 

Alberto Morlachetti habla de infancia en Radio del Plata

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

────────────────

Galería fotográfica

 

────────────────────

────────────────────

────────────────────

El Hombre Mediocre

El Ministro Eduardo Aparicio destruye el Programa Casa de los Niños no actualizando los montos de becas desde el año 2009 y atrasando los pagos hasta 5 o 6 meses.


¿Será Cierto?

Según datos de La Nación medio millón de chicos abandonaron el secundario en el año 2010.


Pobreza

El 38,8% de niños y adolescentes son pobres. El 24 % vive en hogares con necesidades básicas insatisfechas. Así se desprende del Observatorio de la Deuda Social.


Villa 31

Erigen una reja para separar la autopista Illia de la Villa 31. ¿Y si modificáramos las condiciones de vida?


Chicos sin gas

Al hogar Juan XXIII de Gerli le cortaron el gas. ¿Cómo se abriga y se alimenta a los niños?


Agua tóxica

Chicos y docentes de las escuelas entrerrianas de Islas toman, desde hace años, agua contaminada.


────────────────────

APe en la voz de Daunes

────────────────────

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

Hechos en imágenes

────────────────────

Libros de APE

Revistas de APE