Por Carlos Del Frade

(APe).- Algunos filósofos del norte de Europa llegaron a decir que la desesperación es un salto de fe con el que la razón accede a la experiencia de percibir la existencia de Dios. Más acá en el mapa, suele especularse sobre los malos frutos que otorga el obrar en medio de la desesperación. Situaciones límites que generan momentos especiales en las vidas individuales y colectivas. También las desesperaciones abren oportunidades de negocios, muchos de ellos, ilegales.

Leer más...

Por Alfredo Grande
   (APe).- Singularidad en sistemas dinámicos y sociales, da cuenta de un contexto en el que un pequeño cambio puede causar un gran efecto. Maradona es una singularidad. Cambios pequeños en la dimensión de un genio, modifican el fundante de lo real y el horizonte de lo posible. Es un antes y un después. Esos grandes efectos se amplifican en la desorganización del acontecimiento. “Gambetear para ahuyentar la muerte y nacer nuevamente” según el credo Bersuit. La cultura represora trabaja sin prisa, sin pausa y con letal eficacia para esterilizar, para amputar, para mutilar la potencia revolucionaria del acontecimiento.

Leer más...

Por Silvana Melo
   (APe).- Ayer andaba una mariposa negra con vivos amarillos en las alas. A metros del Riachuelo, en convivencia desquiciada con la impureza. Eran las dos de la tarde y se había muerto dios. No era un delirio de Nietzche. Era dios con el corazón explotado, cansado de resucitar. Era el dios antihéroe, no el todopoderoso. Como una suele imaginarse a dios cuando ve las pateras con 200 migrantes ahogándose en el mar, cuando los niños agonizan de hambre, balas, veneno y paco en un país hecho de pan. La mariposa negra con vivos amarillos cruzó estos pasos en una calle agobiada del conurbano. Muy cerca de Fiorito, donde nació cuando era un jesucito medio desnutrido, de canillas flacas y madre que no dormía de noche porque no sabía qué leche habría a la mañana siguiente. Con rodillas peladas y barro hasta la nuca porque en Fiorito cuando llueve no llueve, cae barro hasta la nuca.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Estaba en Firmat, una de las tantas veces que cerraba Vassalli. Era de tarde. Cuando llegaba a la terminal de colectivos, había pibes y obreros llorando. La noticia había sido que la FIFA lo expulsó a Diego del Mundial en los Estados Unidos. En aquel Mundial, cuando le hizo el golazo a Grecia, fue corriendo hasta la cámara de televisión y su cara se convirtió en un Carpani viviente, síntesis de broncas acumuladas, un ademán de revanchas en cada músculo del rostro único. Le gritaba el gol a los Defensores del Real Valor de la Hipocresía. No se lo perdonaron. Se lo llevaron de la mano y lo dejaron afuera.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- La foto de los mellizos africanos depositados como objetos fallados en una comisaría bahiense es el espejo de las prácticas extractivas de la infancia olvidada desde los días de la conquista en adelante. En un movimiento de traspaso -en la figura de la adopción- de la niñez más pobre a las clases media y alta de la sociedad. En la historia que copó las noticias periodísticas y conmocionó a la sociedad, los mellizos tienen 6 años. La negritud de sus contextos era el escenario cotidiano de sus vidas hasta agosto pasado. Hablaban, en su Guinea Bissau natal, criollo portugués o alguna de las infinitas lenguas nativas de esa zona de Africa occidental. Las canciones de cuna sanaban desde otras armonías. Jugarían a juegos paridos milenariamente en sus tierras. De allí fueron arrancados y no hay, al menos por ahora, modo de saber cómo eran sus vidas previas.

Leer más...

Descargá el libro gratis